viernes, 13 de diciembre de 2013

Sólo 5 cosas

Últimamente siento que vuelvo a estar un poco perdida, por una parte estoy donde quiero estar, pero por otra hay algo que ronda mi mente, que no sé muy bien qué es pero que me dice que necesito algo más para tener las cosas claras.

El otro día leí un artículo en el que una enfermera hablaba desde su experiencia de las cinco cosas que la gente más lamentaba en su lecho de muerte, y me hizo reflexionar un poco. Aquí os dejo esas 5 cosas y mis reflexiones:

1. Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.
Hay poca gente valiente en el mundo, quizás porque confiar en uno mismo es algo que no se potencia lo suficiente desde que somos bien pequeños. A veces las elecciones que tomamos o no tomamos dependen más de factores externos, que de los realmente importantes para nosotros 
¿Realmente perseguimos nuestros sueños o los sueños sueños son?

Yo esto lo relaciono con la ya famosa ‘Zona de Confort’, esa zona en la que te encuentras mullidito y tranquilo, porque es una zona que controlas y conoces muy bien, te resulte agradable o no. 
Hay gente que se queda en esta zona, por aquello del miedo a lo desconocido, y otros en cambio son más exploradores y tienen siempre proyectos en mente que llevan a cabo, y para ello salen un poquito de la zona mullida para adentrarse en otra, la que se denomina ‘Zona de Aprendizaje’, en ella vas aprendiendo cosas que te van permitiendo ampliar poco a poco esa Zona de Confort de cada uno.  
La mayoría de las personas nos movemos entre estas dos zonas.

Pero hay más, todos tenemos sueños, sueños que a veces no nos atrevemos a cumplir por el ¿y si sale mal? sin tener en cuenta el ¿y si sale bien?

Porque cuando tenemos en cuenta este último entramos en la ‘Zona de los grandes retos’, esa zona a la que se teme llegar por el miedo a perder. Pero cambiar no significa perder, sino desarrollar. 
Hay que superar muchos miedos para llegar aquí, y estar muy motivado para ello, tener claro el ¿Por qué y para qué hago esto? Y cuando tu sueño tiene una fecha de caducidad clara y empiezas a trabajar para conseguirlo antes de que caduque, es que algo estás haciendo bien, aunque tengas que volver atrás muchas veces, sigues avanzando.
Simplemente CREE EN TI.

2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro.

Refiriéndose al hecho de que a veces se considera más importante el trabajo que otros ámbitos, como quizá sea pasar más tiempo con los tuyos. 

Siempre se tiene en mente eso de: Ahora lo que hay que hacer es ganar dinero para tirar adelante, ya tendré tiempo mañana para estar con las personas que quiero.

Punto difícil de valorar sin una perspectiva temporal. Que del amor no se vive lo sabemos todos, pero hay que tener claro que trabajamos para vivir, no vivimos para trabajar.

 

3. Ojalá hubiera tenido el coraje para expresar mis sentimientos.

Sentimientos tanto positivos como negativos.

Esto es algo que a mí me cuesta bastante a veces, y sé perfectamente a qué se debe. Como a mí le pasa a muchos otros. Supongo que es algo que va formando las experiencias vividas y por tanto que puede cambiar, aunque a unos les cueste más y a otros menos.

 

4. Me hubiera gustado haber estado en contacto con mis amigos.

Poco que comentar aquí ¿quién no ha perdido amigos con el paso del tiempo? ¿quién no ha tenido que suprimir tardes con algún amigo por culpa del trabajo por ejemplo? Una frase del artículo decía: 

Muchos de ellos habían llegado a estar tan atrapados en sus propias vidas que habían dejado que amistades de oro se desvanecieran por el paso de los años”.

Triste pero cierto.

 

5. Me hubiese gustado permitirme a mí mismo ser más feliz.


Para mí ésta está relacionada con el punto 1.

 “La felicidad es una elección”

Os dejo el enlace del artículo por si os interesa y aquí el video que explica de forma muy chula la 'Zona de Confort':







14 comentarios:

  1. Terrible y muy interesante. Y realmente no hace falta llegar al lecho de muerte para darnos cuenta de que algunas cosas no las hemos hecho bien. Hemos dejado a nuestros hijos en la guardería para poder seguir trabajando, hemos cuidado de nuestros padres a trancas y barrancas. Hemos dejado de decir algún "te quiero" y hemos dejado de mandar a la mierda a algunos que sin duda lo merecían. Y en demasiadas ocasioneshemos hecho lo que los demás esperaban de nosotros. Y la vida se acabará un día u otro y nos arrepentiremos de todo esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y probablemente lo seguiremos haciendo así, porque así es la sociedad en la que vivimos y cambiarlo no es tan fácil como escribirlo. Es una pena en muchos aspectos, pero por lo menos somos un poco más conscientes de ello, lo que nos acerca un poco más al cambio.
      Un beso!

      Eliminar
  2. El vídeo me ha parecido una auténtica maravilla, de verdad. En cuanto a lo de la enfermera, pues, al final uno se deja arrastrar por los convencionalismos, y es muy difícil escapar de ellos, realmente difícil muchas veces. Yo sí que estoy persiguendo mi sueño, pero ha habido una frase muy buena en el vídeo que es la que yo ahora me estoy haciendo ¿Para qué quieres alcanzar tu sueño? Pues, a veces las cosas no son como te esperabas, pero en fin. Me ha gustado el concepto de zona de confort; yo intento salir cada vez más de esa zona, y eso que me cuesta, pero lo voy haciendo.

    Biquiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vídeo lo vi hace mucho tiempo y me encantó. En el momento en el que me encuentro me venía bastante bien revisionarlo y como bien dices volverme a preguntar ¿para qué estoy haciendo lo que estoy haciendo? es algo que tengo que preguntarme de vez en cuando para darme cuenta de cual es ese objetivo que a veces, por cosas de la vida, se me olvida.
      A todos nos cuesta, pero en la vida es mejor arriesgar que estancarse.
      Muá!

      Eliminar
  3. Interesante esto, había oído hablar - posiblemente a ti -de lo de la zona de confort. Yo "creo" que me muevo bastante en el aspecto de exploradora, ya sabes mi quiero, quiero,quiero, me acojono, pero lo quiero, me acojono más , ay dios, ay diorrrrrr, moriré, haciéndolo, NO QUIERO DEJARLO,pero quiero hacer más...

    En fin serafín Para todo solo diré: "ROLL THE DICE".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que te equivocas, es decir, eres exploradora, pero como buen explorador asumes riesgos, creo que eres una de las personas que conozco que más sale de su zona de confort y disfruta con ello. Por eso te veo capaz de todo, aunque a veces ni tú te lo creas.

      Eliminar
  4. Vi el vídeo de la zona de confort hace mucho y me gustó muchísimo.
    Yo creo que el problema es que a veces la sociedad nos hace seguir unos protocolos y nos olvidamos de que la felicidad es una elección, y de que cada uno la encuentra en un sitio diferente.
    Muá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, cada cual tiene sus preferencias en la vida, y al final parece que nos olvidamos de ella por seguir el camino fácil que es ese que ya está marcado.
      Un beso!

      Eliminar
  5. Como pienso que "El equilibrio es imposible", suelo balancearme de un lado a otro. Pero como tengo una zona de confort mullidita, aquí la cuestión depende de la altura desde la que caiga.
    A veces lo arriesgo todo, otras veces no me la juego con nada.
    Eso si, ni me justifico, ni me arrepiento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien, tampoco hay que jugársela a lo loco, también hay que hacer un poco de balance de las cosas. Lo importante es ir a por lo que queremos, pero con un poco de inteligencia.
      Muá!

      Eliminar
  6. Si, estoy muy de acuerdo y con el paso del tiempo lo noto más, es un simple paso pero nos cuesta horrores decidir, tenemos más miedo al que diran que a lo que nos pueda pasar. El video es muy bonito, no lo había visto y vamos me he dado con un canto en los dientes porque he pensado, en todas las cosas que he querido y quiero hacer y nunca me he atrevido por el si sale mal y más ahora con todo lo que nos rodea.
    Supongo que un día llegaremos a estar muy hartos de nosotros mismos y saltaremos en paracaidas :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya hecho reflexionar a ti también :)
      Pero espero que para saltar en paracaídas no haga falta estar muy hartos de nosotros mismos, sino simplemente ser más conscientes de ese "quien no arriesga, no gana".
      Un besazo!

      Eliminar
  7. Lo leí cuando salió en el periódico, pero que dificil es hacer lo que les hubiera gustado
    Pimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo veo difícil por lo que he comentado de que sin un perspectiva temporal estas cosas normalmente ni las pensamos, simplemente vamos a trabajar, a la universidad, dedicamos todos nuestros esfuerzos a determinadas cosas como si la vida fuera eso.
      Pero comentan por ahí arriba, la vida es eso porque es lo que marca la sociedad, y cada vez parece ser más así. Estaría bien ser conscientes de estas cosas más a menudo sin la necesidad de que tenga que pasar algo que nos abra los ojos.
      Muá!

      Eliminar