martes, 26 de noviembre de 2013

Mi momento

Puede sonar raro, pero ir en autobús me relaja. Es mi momento de desconexión, de ponerme los cascos y mirar por la ventana o leer un libro. Y si me fallan las dos cosas o alguien intenta darme conversación pues… me jode bastante.
Por eso prefiero ir sola en el autobús, que sí, sé que suena muy antisocial, pero cada uno tiene sus momentos... y a mí, mi momento bus que no me lo toquen.

Realmente es algo que me pasa con casi todos (por no decir todos) los medios de transporte. Puede que antes de subir al coche esté manteniendo una conversación súper animada con alguien, pero es subir al vehículo y entro en estado de empanación inmediata, de verdad. Y yo no era consciente de ello hasta que un día P me lo dijo. 
Por el contrario a P le encanta hablar, y yo intento seguirle la conversación aunque sabe como soy y me perdona esos momentos en los que me sumerjo en mis pensamientos y simplemente disfruto de la música y el paisaje.

Pero siempre he sido así. De pequeña viajaba mucho en coche con mis padres, y siempre llevaba la maleta y una mochila a parte llena de libros y cintas de cassette (como lo leéis, que yo soy de los 80, por los pelos pero lo soy) y mi Walkman (que luego evolucionó al Discman y así conseguí llevar más música aún). Mis padres me obligaban a hacer una selección, pero yo era incapaz ¿Y si en algún momento del viaje necesitaba escuchar una canción en concreto? Ellos qué iban a entender, si llevaban únicamente dos cintas que iban intercambiando en el coche... 
Y así me pasa, que tengo más canciones vinculadas a lugares y personas que otra cosa.


Pero volviendo al tema, y vosotros ¿cuál diríais que es “vuestro momento”?

19 comentarios:

  1. Me pasa lo mismo que a ti con los vehículos. No sé si es el traqueteo del motor, pero cada vez que entro a un autobús o hago algún viaje en coche entro en completo trance. Mucha gente me dice que no sabe cómo puedo ir de Elche a Valencia en autobús en lugar de en tren sabiendo que tardo más. Y la verdad es que por mí, cuanto más largo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente disfrutamos del camino, y nos lo tomamos a modo de desconexión y de pensar en nuestras cosas. Se puede extrapolar un poco a la vida, hay que disfrutar más del camino y no dejar que el destino se lleve toda nuestra atención, no? :)
      Un besito!

      Eliminar
  2. Que gracia a mi me pasa igual, suelo entrar en trance en cualquier transporte. A mi me gusta el tren, porque lo utilizo mucho y a veces me ha ayudado a aclararme las ideas, viene bien de vez en cuando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta el tren, por eso en su momento hice el Interrail, lo que pasa que es un medio de transporte que ya uso poco poquísimo, en cambio el bus es algo que tengo que usar casi a diario.
      A mí a veces me ha ayudado a aclararme las ideas y otras veces a liarlas más jaja
      Un beso!

      Eliminar
  3. A mí eso no siempre me pasa, pero me ha pasado no pocas veces; mientras miras lo que se ve por la ventana, no sé, eso te ayuda a relajarte o a pensar con más claridad (a veces no pienso en nada, simplemente observo y ya está). Lo de la música lo solía hacer, pero ahora prefiero no escuchar mucha música con los cascos, y como vivo solo pues ya la pongo en casa. Que cuándo me relajo ahora?? Pues, no sé, mi problema en parte es que uno no sabe muy qué hacer con su vida y no hay muchos momentos en los que pueda desconectar. Igual cuando toco la guitarra, un poquillo. Biquiños guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que no concibo ir sola a los sitios sin música que me acompañe, cuando me falla la batería del mp4 a mitad camino algo dentro de mí muere un poquito jajaja
      Lo de no saber muy bien qué hacer con tu vida lo entiendo mejor de lo que quisiera... pero supongo que son etapas por las que hay que pasar, en algún momento algo nos dirá que eso es lo que realmente queremos.
      A ver cuando cuelgas un vídeo tuyo tocando la guitarra, te lo cambio por uno tocando el ukelele jajaja no, pero ahora en serio, mucho hablar de tus momentos artísticos y poco mostrárnoslos ;p
      Muá.

      Eliminar
    2. Oye, oye, hay trato si te veo tocar el ukelele, de lo contrario naranjas de la china :P

      Biquiños

      Eliminar
    3. A mí dame mandarinas jajaja

      Eliminar
    4. JAJAJAJAJA eso que es, porque son más fáciles de pelar no? xD Yo dejo el guante tendido ukelele vs guitarra acústica ;P

      Eliminar
    5. Y porque están más buenas ^^ jaja
      Lo siento, pero no va a haber grabación de mi talento con el ukelele, no quiero desmotivarte jajaja

      Eliminar
    6. mmmm bueno, últimamente estaba pensando que igual me daba una venada estas navidades y subía algo al blog, pero no sé, según como me levante. Y no te preocupes mujer, que tal como está el panorama, desmotivarme con esas cosas va a ser difícil xD

      Eliminar
  4. Mi momento de cantar como loca en el coche o cuando estoy sola en casa podría servir, pero bueno ya sabes que yo soy muy de meterme en mi mundo cuando me da, estoy presente en cuerpo y en mitad mente, pero mi cara demuestra que estoy yendome jaja.

    Y los padres y los dos cassettes o cds y de ahí no salen para viajes interminables... odio jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los momentos de volverse loca en el coche siempre molan, y por cierto, acabo de recordar ese CD todo temazos que hicimos una vez, al poco de comprarte el coche jaja
      Tenemos que organizar una escapadita y hacer uno temazos (pero temazos de verdad jaja) y rememorar también el antiguo, eh?

      Eliminar
  5. Pues mi momento es el desayuno, solito y con un libro se convierte en un placer en medio de la jornada laboral. Incluso en alguna ocasión en sábado, por ejemplo, que voy con esa idea y me encuentro a alguien... no diré que es una decepción pero sí que parece que me falta algo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El momento desayuno también es un gran momento, sobre todo para personas como yo a las que nos cuesta la vida mantener una conversación durante las dos horas posteriores al despertar jaja
      Un beso!

      Eliminar
  6. A mi también me gusta disfrutar de los momentos del tren... pero lo que más me molesta es cuando voy escuchando música con cascos grandes y a alguien se le ocurre preguntarme algo. Me gusta caminar escuchando música, y detesto que me interrumpan en mitad de una canción. ¿No ven que llevo cascos? Si hay más gente por ahí, ¿por qué me tienen que preguntar a mi?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja a mí también me da rabia eso, yo que voy siempre sumergida en mi mundo cuando llevo los cascos puestos.
      Un beso!

      Eliminar
  7. Mi momento es por la tarde, cuando salgo a pasear con el perro. Me pongo música y nos lanzamos los dos un par de horitas a recorrer las afueras de la ciudad. Eso si, antes de salir me da una pereza que no veas...
    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran momento, aunque entiendo perfectamente esa pereza, sobre todo con el frío jaja
      Muá.

      Eliminar