martes, 23 de abril de 2013

¿Entendiste?

-          Agarra el plato y tíralo al suelo
-          Listo
-          ¿Se rompió?
-         
-          Ahora pídelo perdón
-          Perdón
-          ¿Volvió a estar como antes?
-          No
-          ¿Entendiste?

El otro día leí este texto por algún rincón de Internet. Algo tan sencillo parece que hay gente que no lo entiende, a lo mejor con este ejemplo más gráfico lo entenderían mejor.


Y es que hay cosas que no sé si vas a entender, como

Que no puedes hacer añicos algo y luego pretender arreglarlo con unas palabras. Que esa magia se quedó en una caja llena de recuerdos y que sólo un niño sabe utilizar.
Que la experiencia también deja marcas y cicatrices, y eso sigue ahí, doliendo cuando cree que va a llover.
Que hay cosas que por mucho que lo intentes no volverán a ser igual, aunque a veces diferente no signifique peor.
Que “yo perdono, pero no olvido” no es perdonar, es resignarte y seguir avanzando.
Que hay que saber pedir perdón, pero entendiendo que no es sólo una palabra.

Pero no me hagas mucho caso... Que últimamente soy una hormona con patas, y tan pronto estoy arriba, como pasa un segundo y estoy abajo. 


12 comentarios:

  1. Que texto tan simple y que razón tiene, pero a veces a algunos no les entra en la cabeza que aunque les perdones las cosas cambian
    Pimiento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que parece que nos gusta complicar las cosas, cuando a veces la opción simple es la mejor ;)

      Eliminar
  2. "Que no puedes hacer añicos algo y luego pretender arreglarlo con unas palabras"... Ains, qué verdad.
    Me ha gustado la entrada, Pecas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado :)
      Pues sí, una verdad que no muchos entienden.
      Besetes!

      Eliminar
  3. Y si se pega con superglub del fuerte muy fuerte?? es que yo me cargo muchas cosas, espero que todos esos jarrones no me guarden mucho rencor... jaja
    fuera de coñas, tienes muuuucha razón, aunque quieras perdonar e incluso puedas hacerlo, las cosas se te quedan ahí, es inevitable.
    Tomate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo voy por la vida de golpe en golpe (literalmente quiero decir), espero que después de cagarme en todo con lo que me choco entiendan que lo digo desde el cariño jaja. Mi madre me hizo así de torpe...

      Eliminar
  4. Hace tiempo leí un texto parecido, solo que en este caso utilizaba la metáfora de arrugar un papel y volver a extenderlo. Al final, uno y otro vienen a expresar que el tiempo siempre pasa, y con el tiempo las cosas cambian. Y por mucho perdón que uno pida, por mucho que lo sienta, incluso por mucho que se arrepienta, volver a un punto inicial no sólo es complicado, sino que es imposible. Pero hay que seguir adelante, siempre. Aunque a veces parezca que la vida es solo resignarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón.
      Y sí, pase lo que pase siempre hay que avanzar, porque como dijo Albert Espinosa: "La dificultad de la pendiente te hace olvidar que no paras de progresar y subir."

      Eliminar
  5. Me ha gustado mucho esta entrada, porque en la mayoría de las ocasiones olvidamos el verdadero valor de un "perdón". Eso de "yo perdono, pero no olvido", no tiene ningún fundamento, porque perdonar, en el sentido más amplio de la palabra, implica dejar atrás el rencor y volver a confiar en esa persona. Igualmente, es difícil hacerlo cuando te han hecho mucho daño.

    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado la entrada :)
      Y yo ya no sé si lo de perdonar cuando te han hecho mucho daño es difícil o imposible.
      Un besete!

      Eliminar
  6. Es muy sencillo, pero si, hay gente que no lo entiende, o más bien yo diría que no quieren entenderlo.. es así y mejor no darle muchas vueltas.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que tienes razón, mejor no darle vueltas, las cosas son como son, pero a veces es inevitable pensar en cómo podrían ser también.
      Muá!

      Eliminar